img
Reparación moral y futuro político
img
Jesús Serrera | 18-01-2017 | 15:34

Francisco Javier López Marcano y Ángel Agudo reciben con lógica satisfacción moral el auto de la Audiencia conocido ayer, aunque queda por ver el alcance de la rehabilitación política que supone para ellos el desenlace largamente demorado del ‘caso Racing’, último episodio de la ofensiva judicial que al PP le ha resultado tan fallida en los tribunales como en las elecciones de mayo de 2015.
La estrategia popular no alcanzó el objetivo esencial que perseguía, Miguel Ángel Revilla, pero sí terminó por quebrantar al indiscutible número dos del PRC y ‘delfín’ del fundador del partido. Cuando tuvo que resignar su acta de diputado y su presencia en el Gobierno para que Podemos apoyara la investidura de Revilla, López Marcano pudo verificar la tibieza con que la cúpula de su partido se empleó en su defensa. Como contraste, el respaldo sin fisuras de la poderosa agrupación de Torrelavega que él mismo lideraba entonces y también ahora, junto a su hijo, Javier López Estrada, primero en el escalafón regionalista de la capital del Besaya.
Para resolver aquel conflicto partidario, Marcano recibió a cambio de su sacrificio el compromiso de una rehabilitación al máximo nivel una vez se viera liberado de las amenazas judiciales. El PRC celebró ayer la exculpación de su dirigente en términos reconfortantes de reconocimiento moral. Más difícil parece devolverle la visibilidad política de otros tiempos. En el aparato del Gobierno no hay un hueco a la altura de quien ha sido visto durante años como el heredero natural de Revilla. Ese relevo también se complica en el tiempo, máxime cuando en el PRC crece la confianza en que el líder se retrate otra vez para el cartel electoral de 2019.
También el PSOE ha saludado la reparación del buen nombre de Ángel Agudo, que no formó parte de la lista autonómica del PSOE en las últimas elecciones ni del nuevo Gobierno regional, pero sí ha mantenido la presidencia del partido en Cantabria. Un cargo más respetado que ejecutivo, un protagonismo contenido y una voz activa en el debate interno, como se ha comprobado al defender, frente al sentir mayoritario, la posición de la gestora federal partidaria de favorecer la investidura de Mariano Rajoy.
Si el 13 Congreso del PSOE de Cantabria se hubiese ajustado al calendario previsto de la primavera de 2016, Agudo no podría haber seguido en el cargo por su incierto horizonte judicial, pero ahora ese nubarrón se ha despejado y vuelve a tener opciones de continuidad en el aparato socialista.

Sobre el autor Jesús Serrera
Bilbao. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco. En El Diario Montañés desde 1982. Subdirector. Sobre este blog: Crónica, opinión y análisis de la actualidad. Con todas las voces, pero sin acompañamiento instrumental. Se agradecen las sugerencias para mejorar el repertorio.

Categorías

Otros Blogs de Autor